Una ofrenda de cerámica ceremonial Wari en La Oroya, Valle de Acarí, Perú